28 de diciembre de 2012

Polvo de recuerdos

Lo que cuenta no es el principio de cada historia si al final acabas alejándote de las cosas que más duelen aunque a su vez sean las que más quieres como si de una flecha se tratase. Al principio sólo se empiezan a esquivar esas piedrecitas que llegan creyendo que únicamente es esa parte de los días pero después es imposible ver con claridad lo que se acerca, sólo sientes que duele y existe ese vacío de que algo falta, de que ya no está y ese hueco que no se va a llenar, que duele y no hay nada que se pueda hacer porque nada volverá a ser lo mismo, sólo huir de él porque a día de hoy es imposible creer que es un hecho innegable, que no puedes hacer nada por mucha voluntad que se le ponga. Es que hay palabras que duelen y hechos que van quemando el alma hasta dejarla en polvo de recuerdos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario