3 de noviembre de 2012

Lágrimas de cristal


Relaciones partidas, destruidas, asoladas. Mientras unas se van formando y van haciendo algo muy grande otras se rompen. Principios platónicos y finales desinteresados. Amor que se va con un manto de rotos e indiferencia que aparece  tras la superación. Caminando desde el principio en un suelo inestable, un suelo lleno de cristales y de clavos que van directamente al corazón. Ven la cara del desengaño, del olvido, de la traición y de la tristeza. Primeras lágrimas que sólo conoce la almohada, conciencias intranquilas a causa de ese desamor por esperar que todo volviera a funcionar por las ilusiones y los momentos que nunca podrás borrar, por risas y miradas que jamás en nadie encontrarás. Teniendo guardado dentro lo que nadie sabrá, mostrando una cara alegre, dejando la tristeza y la pena oculta en lo más recóndito del ser. Sustituyen el primer desengaño por la resignación, la rabia, los llantos y el arrepentimiento de ese orgullo que apareció cuando menos lo querías. Pérdidas de la razón por palabras rotas que se quedan clavadas como puñales, miedo a no poder soltar lo que hay dentro, tan solo esperando a hacerse fuerte para que no duela, queriendo arrastrar palabras hasta los labios y expulsándolas en lágrimas de cristal junto a la almohada que va absorbiendo cada cristal hasta dormir. Somos ilusiones sentimientos y emociones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un poco más de mi...