10 de octubre de 2012

Un poco de sinceridad

Ahora mismo solo necesito un poco de tiempo para hablar, un abrazo, una palabra de amistad, todo se hace largo cuando esperas algo con ansia, cuando ves pasar ante tus ojos lo que tanto deseas y no puedes alcanzar, no lo tienes, justo esa parte que no puedes hacer porque ahora mismo no hay nada que diga que vendrá, que pasará mañana, pasado, la semana que viene, en unos meses. Ahora lo único que se impone son los límites que me hacen que tenga, el no poder hacer, el no poder demostrarno poder ir donde quiero por apenas dos minutos del reloj, minutos que me compondrían tanto; no es tan sólo un paso más y es que lo que cuentan en mi cabeza no existe, confío más en mi y en lo que soy capaz de hacer que en los estúpidos hechos que dicen. Quién sabe, quizá no es como dicen una forma de aprender sino un castigo, una forma de instruirme y devolver lo que he hecho mal. Nunca creí que sería de esta forma, lo veía de otro color. Es tarde para arrepentirse, no sirve de nada, si te sientes bien que más da que sea perfecto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un poco más de mi...