6 de septiembre de 2012

Quizá todo esto es una pregunta y estoy buscando la respuesta


Quiero escribir algo y desahogarme, aunque realmente no me apetece decir nada; quizá me haya sorprendido de quienes vendrían en este viaje y sé que seguiré haciéndolo, alguien me dijo que "solo necesitas en tu vida aquellas personas que te necesitan en la suya" y es así, es que no necesito a más nadie para vivir todo esto y todo lo que queda por venir. Es en los días de soledad donde aprendes sobre los demás, cada detalle, cada fragmento, cada parte de esa relación que se olvidaron y tú supiste dar, porque hay algo que falla. Lo bueno de estar solos es que aprendemos mucho de nosotros mismos, hay una tinta invisible que no podemos ver, que solo sentimos en pequeños golpes que van solo hacia dentro, muchos se quedan ahí, muy dentro, siendo los que más cuesta hacer que salgan con las cosas que suceden, a veces no son lo que esperamos y es que en ocasiones no todo funciona. Que sería sin esa persona que te ayuda a crecer, o que puedes, por decirlo así, presumir que está contigo y que muchas personas no tienen cuando más la necesitas. No quiero que esto se convierta en la sombra de un recuerdo. Solo queda poner los auriculares al máximo, silenciar la cabeza y es que se cambia de posición en este viaje, ojalá muchos elementos, muchos rasgos no cambiaran nunca. Si no estás parece que todo lo bueno desaparece, se extingue. No quiero nada, solo una sonrisa en la cara de aquellos que se preocupan y no pueden tenerla tan fácil; así ver que todo está bien. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un poco más de mi...