26 de julio de 2012

Noches frías en cálidos días.

video
En muchos día se va esa esperanza y en tan solo uno vuelve, en un abrazo.

22 de julio de 2012

Solo recuerdo lo que nunca sucedió

Estoy dispuesta a hablar pero me siento incapaz de arrastrar las palabras hasta mis labios. Hay tantas cosas que quiero decirte, lo que pasa es que tengo miedo; hay cosas que no volverán y no quiero hacerme a esa idea; a cosas que se irán y a que todo duela mucho más. A veces siento tantas cosas, muchas están tan confusas y no puedo hacerle frente porque no se puede, no quiero dejarlo atrás.

19 de julio de 2012

Como una lluvia de recuerdos


Y aquí estoy, vuelvo a escribir unas cuantas líneas aunque esta vez no se realmente para quién van dirigidas. Últimamente todo está muy confuso, muchos subes y bajas, muchas paradas, muchos cambios de estación para un tren que... ¿Hacia dónde va? Creo que eso no importa pues quizás vamos aprendiendo de cada parada; lo verdaderamente importante es que se sitúe en ese carril y enfile, que todo vuelva a las vías y que al final, tome un camino. 

9 de julio de 2012

Yo les estoy agradecida

Mientras haya gente que lea esto, que siga leyendo estas entradas, seguiré aquí sentada, escribiendo, seguiré contando lo que escucho desde dentro de mí. Sé que hay gente que quiere leer, quiere sentir, tal vez lo que yo siento al escribir esto, quiere saber de mí e incluso de sí mismo pues se sienten reconocidos quizás en muchas partes de estas entradas que pueden reflejarse en el día a día, al preguntarme, al comentarme esto. Tal vez haya personas que no digan nada, pero yo siento, de alguna manera que sí lo leen, que ahora mismo se sienten identificados y están sacando una sonrisa; sí de esas que me gusta ver cada día.

6 de julio de 2012

Algo resbala hacia el cielo

Como si de un confesionario se tratase; aquí estoy, frente a esta pantalla, intentando escribir algo que valga para mí, algo diferente. Algo que haga que deje de pensar en toda esta mierda que solo yo siento que llevo dentro. ¿Alguien quiere escuchar mis miedos? ¿Algo de mí? Solo necesito una pregunta, hace tiempo que nadie pregunta por nada, o al menos quienes tal vez necesite que me escuchen, yo no sé sacar lo que llevo dentro por mí misma. He intentado dejar mis sentimientos aparcados a un lado; estoy sintiendo que las cosas van cambiando, que han cambiado, que las cosas son diferentes y que se marca una nueva etapa; muy distinta. No tiene por qué ser mala, solo diferente, distinta a los días que se vivieron. Ahora es intentar cogerle costumbre a estos nuevos instantes que se marcan. Con los años, la gente empieza a darse cuenta de la tinta que marca en el corazón de los demás y al extremo que pueden llegar, creyendo que pueden manejarlo como si de un muñeco de papel se tratase, sobrepasando los limites y olvidando el por qué consiguieron estar dentro de personas que con el tiempo le cogieron tanto cariño. Ahora es cuando empezamos a destaparnos los ojos, cuando los años vas pasando y éstos te dejan ver, cada vez con más claridad la realidad de los demás, cuando puedes plantearte ese... ¿merece la pena? y responder pensando en todo lo vivido, y no especialmente los buenos momentos, sino los malos. Ahí es cuando empiezas a quitar dedos de la mano, a restar, cuando tienes la realidad puesta en el día de hoy, personas que están ahí de forma incondicional por momentos que pueden marcar esa disolución de sentimientos. Creo que sí, es verdad que las cosas cambian y el tiempo las marca, las determina, las deja talladas, el tiempo solo las tapa, pero la marca siempre está grabada, está cincelada en lo más hondo de nuestro ser y en todo momento modelando eso que puede quedar en el olvido pero para entonces aun están impresos los instantes que te marcaron y que solo pudiste tener con una, difícilmente con dos personas. 

Un poco más de mi...