8 de junio de 2012

¡Miles de sonrisas que regalar!

¿Miles de sonrisas? Por supuesto. ¡Basta de sacar la tristeza! Siempre hay motivos para sonreír, motivos que están ahí y a veces no les prestamos atención, motivos que pueden aparecer de imprevisto; motivos es que te despiertes con un mensaje de alguien que quieres, motivos es poder pensar en esa persona sin miedo a perderla, motivo es que el mensaje sea leve y complejo "te extraño" "te quiero" ... "buenos días"; podrán serlo. Motivo es que te den un abrazo de los que te hacen sentir, motivo es que te lancen un beso por la calle, es encontrarte con alguien que extrañas, es tener a quién siempre quisiste muy cerca de ti, es saber valorar lo que tienes, es intentar una y otra vez aquello que deseas que salga bien, es seguir adelante y sonreír pase lo que pase, pero es mucho mejor sonreír cuando personas que te rodean te dan motivos por lo que hacerlo... Es sentir que no se olvidan de nada, es que a pesar de las circunstancias te transmitan lo que tú no puedes encontrar, es inspirar muy fuerte y decir... "esta vez no, esta vez, ¡voy a comerme el mundo!" Es levantarse y sentir que puedes levantarle el ánimo a cualquiera, es empezar de 0 y dejar los malos rollos, es saber valorar quién siempre intentó que subieras y estaba ahí, sí, en los peores momentos, cuando todo te faltaba y te supo regalar motivos para sentirte bien, un beso, un abrazo, su presencia, sus ganas de estar contigo; estaba ahí cuando no había nadie. ¿Cuenta como "Miles de sonrisas"? Yo valoro las pequeñas cosas, son las que más me componen, ¿Y tú? ¿Tienes motivos por los que sonreír? No dejes de hacerlo, uno hace un millón.       =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario