28 de marzo de 2012

Cuando llegue ¡Abrazadme muy fuerte!

No estais conmigo, vosotrs; esas personitas que me importan tanto, que me llenan cada día de optimismo, de felicidad, de ilusión, de alegría, de todo lo que necesito para levantarme en cada momento, de ánimo!  Os digo que os echo mucho de menos, que os necesito cerca de mí cada segundo, cada décima de ese segundo, que me gustaría que estuvierais aquí, que estuviéramos viendo las mismas cosas, disfrutando de todo juntos y sentir esa sensación de bienestar, de comodidad, de desahogo, de todo lo que me demostráis a cada momento, esa tranquilidad, de las miles de sonrisas que me transportáis, sí, quienes hacéis que cambien esos malos días. Tal vez, sois lo único que hacéis que estos días se hagan más cortos, y hagan que necesite volver ahí, a estar a vuestro lado,  a escucharos, a sentiros cerca de mí, de tener ganas de hablar con las personas que realmente quiero, de los que me dan su confianza y me transmiten cariño. Gracias por estar ahí.

L)

No hay comentarios:

Publicar un comentario