20 de diciembre de 2011


Lo que pasa es que tú no entiendes que yo lo entiendo. Pienso que hay dos formas de decir las cosas... Siempre está la buena y la mala; la que suena bien y la que hace daño, aunque su significado sea el mismo. Porque muchas veces se dice SÍ demasiado rápido, y NO demasiado tarde y entonces es cuando te das cuenta de que tienes un problema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Un poco más de mi...