25 de mayo de 2011

Solo es un juego


No tengo miedo a enfrentarme con lo que vendrá después, o por lo menos  lo creo. He salido de cosas importantes y de igual manera lo seguiré haciendo aunque me cueste. No voy a lo fácil, me gusta lo difícil, ponerme nuevos retos y pasarlos. Primero hay que empezar por creérselo uno mismo, creer que puede e ir a por todas, todo requiere un esfuerzo, y es mucho más gratificante cuando cuesta trabajo y consigues un buen resultado. Los méritos no aparecen solos sino que vienen encima de todo el esfuerzo, la recompensa nos espera tras cada línea de llegada, llegues en la posición que llegues, lo importantes es terminar la carrera. No hay que meterse a mitad de camino o abandonar y  sobre todo no perder la esperanza de terminar. Puedes encontrar un atajo a mitad de camino y que éste pueda ser más duro pero también más sorprendente. No es intentarlo una vez y darse por vencido, hay que seguir, aunque sangren las rodillas de todas las caídas. Duele, sí, mucho, pero las heridas se curan, al final se genera una piel nueva, incluso más resistente, más fuerte para la adversidad, que ésta, ayudará a salir de cosas peores porque puede que las haya. Te haces daño cuando te caes y seguro que nos hemos caído más de una vez, que cuando éramos pequeños, siempre teníamos pupas en las rodillas, hasta que aprendimos; se empieza a tener más cuidado con las cosas y ahora nada ha cambiado, se seguirá teniendo heridas, quizás unas más grandes que otras pero al final se podrá salir adelante y decir que todo ha acabado, sonreír por lo que se ha llorado o incluso reír por todo lo malo que ha llegado a su fin. Que si se cae mil veces, hay que levantarte mil y una y así, sacar fuerzas para seguir luchando, como se ha hecho tiempo atrás. Porque al final te das cuenta que son muchas caídas, es caer y levantarse, y volver a caer y volver a levantarse pero con la cabeza alta. Caerse ocasiona pérdida de dignidad, más cuando estás delante de mucha gente, pero lo importante es seguir. No se es más  débil que nadie, que puede costar más  que a otros conseguir algo, tal vez, pero todo requiere un esfuerzo, a unos más que a otros. Hay que tener la moral siempre alta y ponerla en práctica, no perderla y si es así,  empezar otra vez, como en los videojuegos. No podemos dejar que se oxide el hierro que hay en nosotros…Si no podemos correr, caminaremos y si no, usaremos bastón, pero lo importante es no detenerse, sobre todo hay que sentirse vivo y si hace falta, volver a hacer todo lo que se añora y con esto llegar a la cima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario