24 de mayo de 2011

Sigo buscando la respuesta...


En esa semana de aquel mes de octubre, me di cuenta de que todo ese temor que había tenido en el pasado, tan solo era el presente que aquel día tuve.Me sentí alejada, perdida y desconsolada porque había perdido a ese amigo que tanto quería, aunque nunca supe del todo cierto, si ese querer era amistad, o quizá algo más. En aquella noche de sábado, la última que estuvimos juntos, fue una de esas noches que son para recordad toda la vida, que nunca quitarás de tu mente junto con esos bonitos recuerdos. Ahora mismo no se quién  tiene la culpa realmente, en principio creía que la tenía yo pero ahora lo pongo en duda. ¿Por qué tan importante en mi si son pocos días los que te conozco? ¿Por qué estas en mi cabeza? ¿Por qué me pregunto esto una y otra vez? ¿Por qué? Esas son las preguntas que cada día me hacía sin saber cual era la respuesta. ¿Tendría miedo a saberlo? Creo que no podía imaginar que sentía algo por él, quería verlo como un amigo, pero nada más... Has sido tan importante...pero parece que ha aparecido otra persona más importante en tu vida y a partir de esto me vuelven a aparecer preguntas. ¿Es mejor que yo? ¿Por qué antes todo y ahora nada? ¿Qué hice? Te quiero, y jamás he podido sacarte de mi cabeza. Siempre creí que eras uno de mis mejores amigos, y conforme pasaba el tiempo, sin darme cuenta, empecé a sentir algo más por ti. Yo era la nota negra del que fue un largo pentagrama, tú eras la blanca; una escala musical que escondía una bonita melodía que no llegó a manifestarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario