30 de diciembre de 2011

Tienes esa sensación de que tarde o temprano podemos tener algo aunque las oportunidades pasen en un segundo delante de nuestros ojos como si fuesen una estrella fugaz. Guardas esa cosita hacia él que nunca se irá, como si tuvieses tallado su nombre en el corazón . A veces, te gusta recordar cosas que… "te hacen daño" porque son momentos de esa persona que están ahí, que forman parte de ti, de él, aunque todo haya salido mal y no te quede más que eso, un recuerdo. Todo ha desaparecido, se pasan demasiadas etapas y es hora de empezar algo nuevo porque has perdido mucho tiempo en algo ineficaz y a veces, el momento no es el adecuado para actuar pues realmente es el tiempo el que manda y controla de todo lo que disponemos.

20 de diciembre de 2011


Lo que pasa es que tú no entiendes que yo lo entiendo. Pienso que hay dos formas de decir las cosas... Siempre está la buena y la mala; la que suena bien y la que hace daño, aunque su significado sea el mismo. Porque muchas veces se dice SÍ demasiado rápido, y NO demasiado tarde y entonces es cuando te das cuenta de que tienes un problema. 

19 de diciembre de 2011

Mi realidad..es diferente a la tuya

Parece que nunca he dejado de quererlo, es la razón por la que he tropezado una y otra vez, creyéndome una mentira tras otra, mi propia mentira, y realmente, él, nunca me hizo daño; fui yo quién se excusó. Porque todo, desde el principio fue una tontería. Te vas distanciando sin saber por qué, sin que haya ocurrido nada explicito que demuestre algo, que te diga el por qué a esa farsa y tal vez, lo único que se necesitaba era tiempo, tiempo para aclarar ideas y dejar claros los sentimientos y claro, después de todo, que haya una amistad magnífica es todo lo que necesitas, porque aprendes a vivir sin esa parte de él que al fin y al cabo, solo hacía daño y que, ciertamente, desde el principio solo quería su amistad.   
                     

¿Pero tú te das cuenta realmente de que he caído? Si ofrezco mis disculpas no significa que lo esté haciendo bien o mal, simplemente significa que valoro más una relación que mi orgullo. Me equivoco porque lo intento, porque quiero luchar por esas cosas que tienen solución, porque mis palabras sean sinceras, no las correctas. Yo soy quién dirige realmente mis sentimientos, es mi actitud quién hace que el mundo parezca estar en mi contra.


17 de diciembre de 2011

And you start to dream...


21 de noviembre de 2011

Unbelievable


¿Has tenido alguna vez una sensación de vacío? ¿Como que te falta algo? La siento cuanto te vas..., cuando no hablo contigo...Porque me cuesta mucho separarme de ti…pero es que a la vez, te siento tan cerca... creo que esto ya lo sabes ¿no? ;) Podemos distanciarnos, es cierto, pero aquí seguimos, adelante y juntas, pensaba que conoceríamos a gente y nos separaríamos, que dejaríamos que influyesen aspectos y comentarios de los demás en nuestras vidas, pero no es así, seguimos unidas y cada vez somos más fuertes. Un año se pasa muy deprisa o muy despacio si lo miras con malos ojos. A veces te gustaría detener el tiempo en seco, en momentos que desearías que no se terminaran nunca, en abrazos incansables, en besos llenos de ternura, en sonrisas transparentes, miradas cristalinas, con solo una dirección, Tú/Yo. Porque se marcan nuevas etapas, así como pequeños números importantes que señalan una fecha, un momento valioso, un…"algo especial", números que hacen ese...ese "poquito más" cada día en nuestras vidas. Tal vez llegues a ser esa lágrima que baja por mi mejilla, o tal vez tengas mis alas, ese impulso que necesito cada día para levantarme, me cuesta creer que seas lo mejor de mí. No pienso dejar que el "acabaremos juntas" se rompa jamás, por todas esas cosas que me has hecho sentir, por esas palabras; me has demostrado que la felicidad existe, y que no nos tenemos que apurar si vamos despacio pues disfrutaremos cada instante, cada momento, si el destino nos quiere juntas…entonces nos quiere juntas ya! Creo en ese abrazo que vale más que todo el oro del mundo, que me sostiene, que lo que me une a ti, está ya muy lejos del te quiero. Siempre serás parte de mi vida, de una forma u otra, tu apoyo ha estado siempre ahí. Tienes esa sonrisa que me mantiene feliz, porque cuando te vas siento que me falta algo y sin embargo, cuando estás conmigo siento que podría comerme el mundo. Pase lo que pase, que no se valla jamás nuestra sonrisa.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

14 de noviembre de 2011

Sleepless nights

-¿Qué te pasa?
-Nada, déjame y vete ya!

Es increíble como puede llegar a conocerte una persona, que sabe hasta el más mínimo suspiro que despides, que intenta que estés bien...y lo desprecias, a pesar de que se preocupa y sabe, que realmente quieres hablar. Tal vez se vaya, pero luego vuelve a intentarlo. Son etapas de tu vida que esperas que no lleguen nunca, hasta que lo hacen... Suena el despertador y es como si fuera el día exacto, como si fueses a causar el mayor desastre del mundo, estás tan abatida que quieres quedarte en la cama y no salir de ahí. Unas veces me siento en la cumbre de todo y otras en el condenado subsuelo, y es cuando por fin te das cuenta de que estás en un mundo de gigantes, que eres el ser más diminuto que existe, es cuando se te cae el mundo encima y no tienes nada. Está el sol y parece que se pone todo gris, que te afecta cualquier cosa y aunque encuentres el sol, se vuelve a ir. Porque sabes, que realmente no tiene sentido lo que te pasa, lo ves todo negro y cada instante es un peso insostenible, solo puedes suspirar porque quieres liberarte de todo, aunque fuera de la forma más cobarde. Sientes que nada importa, que no vales nada y sabes que en el fondo es una estupidez pero no puedes dejar de llorar por algo que... ¿Por qué? Como si la soledad se apoderase de ti, aunque estés rodeada de millones de personas, que van de un lado a otro, que preguntan, que comentan. Tienes la tristeza de no saber cómo pasa todo, la impotencia, las ganas de gritar, la desesperación; te haces polvo. Te queda el apoyo de que percibes que tienes alguien ahí, que lo estás pasando mal  y lo está sufriendo contigo, que está esperando para escucharte, para darte ese abrazo que tanto necesitas, para intentar que lo olvides todo, para que encuentres el momento, porque le importa y aunque te cueste verlo, siempre estará esa persona que consigue que te sientas una mínima parte mejor, que te levante el ánimo, que te eleve sobre el cielo, aunque te parezca inútil, haciéndote sentir que eres parte de algo y que no estás sola. Tal vez me cueste expresar mis sentimientos, o me contradiga, y no hablemos de explicar cualquier cosa, por mísera que sea, tal vez pienso demasiadas cosas, y no puedo fingir estar bien porque ya no quedan fuerzas para hacerlo. Quieres desaparecer, quitarte todo ese miedo que no sabes de donde ha salido, que crees que eres una roca hasta que llegan situaciones así que te inmovilizan, que te tienen atada y no sabes cómo soltarte; todo se hace obstáculo. No sabes si conseguirás liberarte de todo porque el túnel crece en todos los sentidos, y te pierdes, o ves la luz y vuelve a cegarte, te aferras a tu mente, como si encadenases tu alma. Incluso te olvidas de ti misma.
  

13 de octubre de 2011

                         
...-Piensas que las cosas las puedes hacer de la mejor manera y que no importa el daño que te hagas tú si los demás van a estar contentos. Luego buscas la razón y aprendes a levantarte pues muchos de nuestros sueños se van en botellas al mar, algunas las encuentran y las destapan personas que te ayudan a cumplir algo que tal vez pienses que se ha esfumado, personas que necesitabas que lo hicieran sin tú darte cuenta, pero otros se quedan ahí, en una botella. Es frustrante que desaparezca todo por lo que has luchado, el rencor también cierra puertas y tienes miedo a decir cosas para no hacer daño, pero sin embargo, te hacen daño a ti y sigues igual. No quieres arruinar nada por lo que seguirás por tu camino para no molestar a nadie, sin revelar lo que realmente quieres: si no disfrutas del viaje, para qué vas a llegar a la meta? Y.. por qué cuando queremos llorar nos escondemos? Realmente, los valientes son los que lloran. Al final llega un momento en que la cabeza se satura y no existe nada más, que todo eso que tenemos guardado dentro, estalla, a veces con personas que no quieres o..incluso que no tienen que ver, entonces se cae todo; desaparece algo importante que nos hace tratar o decir cosas que no debemos, hay que hacerlos buenos ratos, los malos vienen solos ;)

4 de octubre de 2011

Son mundos de sonrisas

Recorres miles y miles de kilómetros, ves cada día cosas más sorprendentes, caminos y caminos que a veces te dan las mejores sorpresas, sorpresas que jamás podrías imaginar. Algunas te acompañan durante todo el camino, te ayudan, hacen pasar momentos increíbles y deseas que nunca termine ese trayecto porque por muy duro que sea, al final sabes como afrontarlo, te haces más fuerte y además sigues teniendo esos regalos, porque son mundos, mundos que están al lado de ti, mundos de cariño, mundos de aprecio, mundos de todas esas cosas inolvidables, cosas que ganas, que te hacen ganar, avanzar como persona y que quieres seguir haciendo. Porque no sabes como expresar la sensación que tienes cuando estás a su lado, lo único que quieres es seguir forjando esos caminos. ¿Sabes de quién hablo? Pues de esas personas que guardas en esa cajita de cristal :)




24 de septiembre de 2011

Maldita Modestia!

Me siento tan estúpida, tan ilusa, tan utilizada, tan gilipollas! Sorprenderme de personas que jamás pensé que lo habría hecho. De algo a lo  que se han contradecido siempre  y yo creerlo. Si no le hubiera visto las orejas al lobo, que se quede esa estúpida cara de boba. No ser valiente y no dar la cara, no responder, no tener hechos. No dejar las putas preocupaciones un segundo y no saber, preguntar y preguntar, intentar animar; a una misma, no obtener resultados. ¿Preocupaciones? ¿Quién las quiere? Quién quiere querer joder! Y quería querer querencia, solo es un absurdo. Valor y valorar? Un mundo. Preguntas? Qué es eso? Quién no las hace no tiene respuesta claro, entonces, esa maldita respuesta va a ser no. Actuar como si nada; Ok! Eso está hecho, tan hecho como todo el tiempo atrás. El pasado es pasado, no hay ahora, solo después! El antes se esfuma y solo hay que recordar momentos de dulzura! Quiero creer una sola razón  y no tener nada. Dogmática? Seguro! Cuantas zorras y cuantos abrigos se pueden hacer joder! Todo se esfuma y no queda nada; absolutamente nada! No necesita explicación, voy a hacerlo bien.
                                               Escribir por escribir.



28 de junio de 2011

Me entró la melancolía…

No estoy segura si temo a su presencia o a su ausencia. Solo quiero olvidar la realidad, tal vez esto no sale como quiero. Echo de menos todo. No quiero nada, absolutamente nada. La gente habla sin saber, y preguntan como si le importase, ni siquiera se de mi, podría tirarme tardes hablando de mis gustos necios. Que vida tan perra, a veces todo y otras veces nada, mi vida es pura indecisión y todo pasa últimamente, cuando tenga que besar tu suelo, lo haré y también, tirar la toalla por cosas que no me demuestran lo mismo que demuestro yo. Ahora voy a dejar de pensar; actuar y quitar el freno. Perdí el zapato escapando de un cuento, me desquicia la manera en la que pasa todo. Vivo de ilusiones y soy puro conformismo, estoy cansada de las típicas canciones que hablan de amor, quiero tener el placer de hacer siempre lo incorrecto porque a veces es tarde para  pedir disculpas, dejé de abrir muchas puertas por el miedo a arriesgar y se que hay cosas que puedes intentar olvidar pero no puedes borrar; todo se consume. ¿Sensible a cosas que me digan? Menos mal que con los rifles no se matan las palabras, aunque algunas palabras maten. Es mejor superar los miedos ahora a estar toda la vida con ellos.

23 de junio de 2011

Me gustan esas personas que son naturales, que solo verlas te llenan de felicidad, esas personas que tienen tu sonrisa en cualquier momento y que no puedes evitar sonreír al verlas o incluso esas sonrisas tímidas que no se atreven a salir del todo pero que son muy sinceras. Hay personas que recoges en el camino y las guardas en una cajita de cristal, lo que sientes cuando estás con ellas, todo lo que confías y lo que transmiten cuando sientes que no puedes más, cuando te abrazan y hacen que sonrías porque todos necesitamos gente así, que sea cual sea la dificultad saben cómo solucionarla porque aunque cometan errores, todos lo hacemos, esas que muestran su cariño y se despidan de ti con un te quiero…; éstas, son las personas que guardadas en esa cajita de cristal.


30 de mayo de 2011

No se que quiero, pero no quiero esto.

Es imposible volver atrás y recuperar cada momento. Que me gustaría cogerte y darte un abrazo eterno como siempre ha sido o esos besos que encharcan el corazón, que de ese cosquilleo en el estómago. También quedar más veces contigo y que sepas de mí y de igual forma yo de ti. Es decir mucho que van a cambiar las cosas, y de hecho, cambian pero por unos días, tengo el presentimiento de que cada vez irán a mejor, lo sé. No quiero que sea una simple teoría, no, quiero que sea de verdad, una simple realidad. Esta situación no me gusta, y ahora piensas, ¿y por qué es así? No es  así por gusto, tal vez pienso demasiadas cosas que no debería. Pero esto lo cambiaré… y yo, después de haber tropezado en otra ocasión, no he repetido; esta vez ha sido diferente. Siempre es algo nuevo y se va a quedar ahí, no va a ir a más. Echo de menos muchas cosas y quiero que estemos como antes. Necesito estar bien contigo, no me gusta esto, es que no tiene sentido, esta historia unos días parece diferente a la de los demás, somos nosotras y estamos genial, pero otras, es igual a la de cualquiera a veces peor, es una situación incómoda.  Me jode que haya días que sea todo y otros nada. Son muy especiales los momentos que comparto contigo y me encantan; esto no puede seguir así. Hay que pensar que no se volverá a repetir el día de hoy, que hay que vivir intensamente cada instante, mimando cada situación. No voy a dudar del presente y del nada es para siempre, has matado un mito, has callado bocas, y les vamos a dar de que hablar a otras muchas... Notaremos cada estrella del cielo porque hay cosas escritas que ni el tiempo borrará.
¿Pero qué digo? Te quiero como no pensé que querría a nadie joder.

25 de mayo de 2011

Solo es un juego


No tengo miedo a enfrentarme con lo que vendrá después, o por lo menos  lo creo. He salido de cosas importantes y de igual manera lo seguiré haciendo aunque me cueste. No voy a lo fácil, me gusta lo difícil, ponerme nuevos retos y pasarlos. Primero hay que empezar por creérselo uno mismo, creer que puede e ir a por todas, todo requiere un esfuerzo, y es mucho más gratificante cuando cuesta trabajo y consigues un buen resultado. Los méritos no aparecen solos sino que vienen encima de todo el esfuerzo, la recompensa nos espera tras cada línea de llegada, llegues en la posición que llegues, lo importantes es terminar la carrera. No hay que meterse a mitad de camino o abandonar y  sobre todo no perder la esperanza de terminar. Puedes encontrar un atajo a mitad de camino y que éste pueda ser más duro pero también más sorprendente. No es intentarlo una vez y darse por vencido, hay que seguir, aunque sangren las rodillas de todas las caídas. Duele, sí, mucho, pero las heridas se curan, al final se genera una piel nueva, incluso más resistente, más fuerte para la adversidad, que ésta, ayudará a salir de cosas peores porque puede que las haya. Te haces daño cuando te caes y seguro que nos hemos caído más de una vez, que cuando éramos pequeños, siempre teníamos pupas en las rodillas, hasta que aprendimos; se empieza a tener más cuidado con las cosas y ahora nada ha cambiado, se seguirá teniendo heridas, quizás unas más grandes que otras pero al final se podrá salir adelante y decir que todo ha acabado, sonreír por lo que se ha llorado o incluso reír por todo lo malo que ha llegado a su fin. Que si se cae mil veces, hay que levantarte mil y una y así, sacar fuerzas para seguir luchando, como se ha hecho tiempo atrás. Porque al final te das cuenta que son muchas caídas, es caer y levantarse, y volver a caer y volver a levantarse pero con la cabeza alta. Caerse ocasiona pérdida de dignidad, más cuando estás delante de mucha gente, pero lo importante es seguir. No se es más  débil que nadie, que puede costar más  que a otros conseguir algo, tal vez, pero todo requiere un esfuerzo, a unos más que a otros. Hay que tener la moral siempre alta y ponerla en práctica, no perderla y si es así,  empezar otra vez, como en los videojuegos. No podemos dejar que se oxide el hierro que hay en nosotros…Si no podemos correr, caminaremos y si no, usaremos bastón, pero lo importante es no detenerse, sobre todo hay que sentirse vivo y si hace falta, volver a hacer todo lo que se añora y con esto llegar a la cima.

En mi corazón tú vivirás


No solo vivimos de recuerdos pero aun así me gusta recordar todos los momentos, la mayoría me vienen sin yo darme cuenta, algunos son buenos, otros malos. A veces los buenos te acercan a los malos y los malos te acercan a los buenos, a millones de sensaciones bonitas. Pero no son más que eso, recuerdos.  Se me pasan demasiados por la cabeza y tal vez no me gustaría que fueran todos.  Recuerdo las amistades que tenía cuando era pequeña, algunas ya no están. En aquellos años, tan solo era una cría que lo único que quería era que llegara la tarde para salirse a la calle, estando en la escuela ya me ponía a pensar lo que iba a hacer por la tarde, lo planificaba todo y siempre salía bien algunas veces incluso mejor, no como ahora, que planeas algo y sale justo al revés y piensas, ojalá no lo hubiera planeado, las cosas salen mejor sin pensar. Solo me interesaba salirme a la calle a jugar a la pelota,  a montar en bici y saltar a la comba con todos esos compañeros con los se pasaban las horas como si fuesen segundos. No perdía ni un solo minuto, recuerdo que mi madre me bajaba el bocadillo a la calle porque no tenía tiempo de subir a merendar. Tantas cosas, tantos amigos que todavía perduran a mi lado, tantos momentos que recordamos, tantas personas importantes  y que especialmente una de ellas, con siete años se fuera de las vidas de tantas personas. A pesar de mi edad, cuando me enteré no quería creérmelo, recuerdo que me lo dijo mi abuela aquel fatídico sábado por la mañana.  Después de todos estos años, te recuerdo como si fuera ayer, todas las tardes que venías a mi calle a jugar, que pasábamos las horas en la bici y jugando al mate, en la escuela, cuando jugábamos al cocodrilo; decíamos que nadie conseguiría pasar sin que quisiéramos o aquella vez que hicimos una obra para nuestra graduación, en los ensayos siempre salías la primera en la fila dirigiendo a todo el grupo hasta que una vez te pregunté que si me dejabas solo esa vez, que eran ensayos y no pasaba nada; a la profe le gustó como lo hice y me puso la primera a mí, pero aquello no cambió nada. El día antes del accidente, era jueves, tu madre estaba en la peluquería y la mía fue a recogernos a la escuela, recuerdo que al cruzar la carretera nos cogió muy fuerte de las manos. Estábamos mucho tiempo juntas, y no me canso de ver nunca esas fotos. Teníamos tanta ilusión y ahora no es más que eso, un simple recuerdo. Todavía quedaban muchas tardes que pasar juntas, y que una lágrima derramada en aquel momento se pasaba dándole una patada a la pelota. Tantos momentos esfumados como si fuera la llama de un mechero al soltar el botón del gas, o el apagar las velas de una tarta en esos fantásticos cumpleaños en los que estabas deseando que llegara para comértela y acto seguido, la bolsa de chuches y que con esto, también te dieran los regalos. La ilusión se pierde con el paso de los años, el tiempo se pasa y con él los recuerdos, pero hay cosas que jamás se irán, algunos de ellos se quedan muy bien guardados, otros incluso se eternizan.

24 de mayo de 2011

Sigo buscando la respuesta...


En esa semana de aquel mes de octubre, me di cuenta de que todo ese temor que había tenido en el pasado, tan solo era el presente que aquel día tuve.Me sentí alejada, perdida y desconsolada porque había perdido a ese amigo que tanto quería, aunque nunca supe del todo cierto, si ese querer era amistad, o quizá algo más. En aquella noche de sábado, la última que estuvimos juntos, fue una de esas noches que son para recordad toda la vida, que nunca quitarás de tu mente junto con esos bonitos recuerdos. Ahora mismo no se quién  tiene la culpa realmente, en principio creía que la tenía yo pero ahora lo pongo en duda. ¿Por qué tan importante en mi si son pocos días los que te conozco? ¿Por qué estas en mi cabeza? ¿Por qué me pregunto esto una y otra vez? ¿Por qué? Esas son las preguntas que cada día me hacía sin saber cual era la respuesta. ¿Tendría miedo a saberlo? Creo que no podía imaginar que sentía algo por él, quería verlo como un amigo, pero nada más... Has sido tan importante...pero parece que ha aparecido otra persona más importante en tu vida y a partir de esto me vuelven a aparecer preguntas. ¿Es mejor que yo? ¿Por qué antes todo y ahora nada? ¿Qué hice? Te quiero, y jamás he podido sacarte de mi cabeza. Siempre creí que eras uno de mis mejores amigos, y conforme pasaba el tiempo, sin darme cuenta, empecé a sentir algo más por ti. Yo era la nota negra del que fue un largo pentagrama, tú eras la blanca; una escala musical que escondía una bonita melodía que no llegó a manifestarse.

Un poco más de mi...